Cómo recoger un crankbait


Recojer

Tipos de recogida

Cuando pescamos con estos señuelos no sólo se trata de lanzar y recoger, como piensan muchos,  hay varias técnicas que pueden marcar la diferencia en una jornada de pesca. Veamos cómo recoger un crankbait para obtener los máximos resultados.

Speed Cranking


En las ocasiones en que las que hay mucha actividad por parte de los basses, una recogida a toda velocidad desencadenará el ataque de los peces, debemos recoger a gran velocidad pero nuestro artificial debe oscilar perfectamente, sin ponerse de lado.

Recogida lenta

En épocas de poca actividad para el bass, una recogida ultra lenta con pequeñas paradas será la más efectiva, no tengamos miedo de ir muy lentos, son muchas las veces que vemos como los basses siguen nuestros crankbaits sin llegar a atacar. Empleando esta técnica se lo ponemos muy fácil al bass, que en un rebote de nuestro artificial contra alguna piedra no dudará en engullirlo.

Dientes de sierra

Ante todo debemos utilizar crankbaits que sean flotantes, como su propio nombre indica se trata de recoger nuestro crank haciéndole ganar profundidad para después parar, al ser flotante nuestro artificial subirá e inmediatamente después seguiremos recogiendo, dibujando así una sierra imaginaria, suele ser una técnica muy efectiva.

Dead sticking

Esta técnica se usa mucho con swimbaits con unos resultados muy buenos, eso si es apta solo para los más pacientes, es imprescindible que nuestros crankbaits sean suspendidos, recogeremos nuestro crank hasta que alcance su profundidad máxima para después dejarlo totalmente inmóvil durante largos periodos de tiempo, solamente lo animaremos con pequeños toques de la caña. Esta técnica es ideal para pescar zonas en que sabemos que hay algún buen ejemplar, la curiosidad de estos peces les llevará hasta nuestro artificial.

¿Colores naturales o llamativos?

Hay en el mercado gran variedad de formas y colores según los fabricantes, desde los más realistas con libreas que imitan a la perfección a los peces pasto, hasta libreas de fantasía con colores muy llamativos.

  • Colores naturales. Cuando pesquemos aguas muy limpias y que soporten una gran presión de pesca, los colores más aconsejables serán los naturales. Éstos engloban a los que con su pintura imitan a las presas que habitualmente consume el black bass, como cangrejos, alburnos, percasoles, barbos, etcétera.
  • Colores llamativos. Sin embargo, si pescamos en aguas turbias y con poca presión de pesca, los colores llamativos serán los más aconsejables, al ser mucho más visibles serán más fáciles de localizar por los peces. En este apartado tenemos multitud de colores desde el siempre efectivo “chartreusse/blue” pasando por el firetiger o colores totalmente blancos.



Fuente

Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies