Una sesión de barbos y una gran sorpresa

Tras largas sesiones en busca de los barbos, llegado abril el mejor mes para mí para buscarlos, nos decidimos realizar una sesión de 4 días en la orilla del río para tentarlos a ver si lo conseguiríamos esta vez.

Siendo cociente de que ahora estarían comiendo como locos para la freza, imaginamos que querían comer lo más seguro cebos salados. Nos preparamos todo el equipo y le ponemos rumbo a nuestro destino.

¿Cuál fue nuestra sorpresa con los barbos?

Tras poner las posturas en los sitios donde nos gustaban con la sonda,, después de 22 horas, ni un triste pitido. Había una gran cantidad de movimiento en los cebaderos que hicimos pero nuestras cañas sin inmutarse.

«Ya sabes cómo pescador, que viendo esta situación, nos empezamos a comer la cabeza lo más grande para poder llegar a entender que es lo que estaba pasando con los barbos y las carpas que estaban en el cebadero.»

Tras varios intentos de estrategias fallidas durante todo el segundo día, Nos da por poner un boilie de piña en una de las cañas y en otra caña de mi compañero otra bola dulce Live System deCCMoore.
Una vez de colocar las posturas en los cebaderos, nos disponemos a cenar y a pasar la noche sin esperanzas de picadas.

Al tercer día, la postura que estaba con Live System de mi compañero Jorge García, se vuelve loca pitando sin parar. Tras una pelea difícil por todos los muros y estacas hundidas, ¿Primer barbo de la sesión! Y no un barbo cualquiera, un buen ejemplar de 4 KG el que dio la cara y peleón.

Barbo de Jorge García

Nuestro paradigma cambiado totalmente

Fuimos con el pensamiento de pescar con cebos salados con la premisa de que estaban comiendo proteínas para coger fuerzas para la freza pero ¿Quién entiende a los peces?. Querían dulces y no un dulce suave, si no, mango, fresa banana, piña, Live System…
Una vez sabiendo con que estaban comiendo, cambiamos todas las posturas a dulce y conseguimos hacernos con más barbos y varias picadas fallidas.


El problema que teníamos es que el puesto estaba lleno de perdederos pero tenía tan cantidad de puntos calientes que como bien digo, el que no arriesga no gana nada.

La extrella de la sesión

Tuvimos un poco de todo en la sesión, el último día se levantó aire, nos llovió, y aún en contra nuestra la naturaleza, conseguimos sacar una bonita carpa de dos cifras.

Carpa royal de 13 KG

¿Y quién entiende a estos peces?

Yo creo que la afición que cogemos viene de intentar conseguir entender la ciencia que hay detrás de este mundo del Carpfishing y todo lo que lo engloba. Por su puesto está claro que también buscamos un gran ejemplar. ¿Pero que sería el Carpfishing si lo consiguiésemos todo fácil?

¡Un saludo y nos vemos por las orillas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies