Pesca de lubinas desde kayak


Lubina-kayak1

Entrevista a Manuel Fabregat, experto en la pesca de lubinas desde kayak



Vamos con algunos aspectos relacionados con el contraste entre pesca a motor y pesca a remo. Manuel, después de unos cuantos años pescando con señuelos desde embarcación, ¿qué diferencias fundamentales resaltarías entre pescar desde una embarcación convencional y pescar desde un kayak?

En primer lugar, el uso del espacio, resulta muy diferente. Así, en el momento de trabajar una pieza desde un kayak no puedes maniobrar de la misma forma en la que lo harías desde una embarcación de motor. Pescando al curri no puedes levantarte o girarte sobre ti mismo con tanta facilidad y a la hora de quitar cualquier enredo operas con más dificultad. No obstante, la adaptación al kayak resulta muy sencilla, ya que sobre la marcha aprendes pequeños trucos que te ayudan a desenvolverte mejor. Por poner un ejemplo, sentarte de lado y sacar los pies por la borda en el combate con el pez ayudan a la hora de mantener la tensión del hilo en una posición más cómoda y favorable. Por otro lado el desplazamiento del kayak en el agua apenas genera ruido, por lo que las sensaciones son muy distintas.

Y, en cuanto al material, ¿qué equipamiento básico llevas a bordo de tu kayak para afrontar un día de mar? ¿Cómo es el atuendo de un pescador desde kayak?

El equipamiento básico varía en función de las estaciones. Lógicamente en invierno es imprescindible llevar un traje de neopreno que nos proteja del frío, especialmente en caso de vuelco, para evitar sufrir una hipotermia. Tampoco me falta en esta estación un buen impermeable, a ser posible con bolsillos que permitan guardar cosas. Es recomendable utilizar gorra y gafas de sol durante todo el año para protegernos del sol. El chaleco de ayuda a la flotabilidad es fundamental en cualquier estación del año. Además, suelo utilizar un cabo elástico para sujetar la pala y también acostumbro llevar un saco impermeable donde puedo almacenar todo lo que no quiero que se moje, desde provisiones a licencias, teléfono, etc. A todo esto hay que añadir el equipamiento básico de pesca: cañas, sacadera, señuelos, etc.

Siguiendo con el contraste entre motor y remo, ¿qué limitaciones le ves al kayak respecto de una pequeña embarcación a motor y qué ventajas resaltarías del kayak?

Como he apuntado antes, un kayak no dispone del espacio de una embarcación de motor. Además, la embarcación de motor dispone en general de mayor autonomía, pues aunque existen kayaks con vela, la mayoría de los que pescamos en kayak usamos palas, por lo que las embarcaciones de motor permiten cubrir áreas de mayor extensión en mucho menos tiempo. De esta manera, pescar en una embarcación de motor permite tantear en poco tiempo diferentes zonas y conocer con mayor facilidad por dónde se mueve el pescado. A estas ventajas de la embarcación de motor hay que sumar una serie de contrapartidas, entre ellas, el coste que el gasoil o la gasolina supone hoy en día y los efectos que produce en el medio ambiente.
Por el contrario el kayak es económico, no contamina y sobre todo no hace ruido.

Y bien es verdad, como dices, que la ausencia de ruido supone una gran ventaja, sobre todo a la hora de hacer picar a las lubinas más grandes, como te ha pasado esta pasada temporada, en la que has tenido muy buenas capturas, superiores en peso a la media de las que entraban desde embarcación a motor. Al hilo de este tema, ¿cómo es una jornada de tus jornadas típicas de pesca desde Kayak?; ¿a qué horas sueles pescar?; ¿qué distancias recorres por término medio?

Me gusta salir muy temprano para aproximarme a la zona de pesca con la primera luz del día y con poco viento. Procuro costear en los momentos de la jornada en los que el viento sopla con más fuerza, y aprovecho la franja en la que el viento empieza a amainar para acceder a zonas algo más alejadas y para volver al punto de partida antes del cambio de viento o con la mar en calma. Normalmente esto ocurre entre las ocho de la mañana y las dos de la tarde. Evito pescar en las horas centrales del día si éstas coinciden con los momentos de más viento y oleaje, ya que dificultan la navegabilidad. Si planeo mi jornada de pesca por la tarde, entonces busco el momento en el que el viento comienza a amainar, aprovechando las últimas horas del atardecer hasta la puesta de sol.

En cuanto a las distancias, varían en función de cada jornada, dependiendo de factores como el entorno de pesca o la especie que buscamos en ese momento. No es lo mismo pescar bailas en una zona específica que buscar las lubinas en una zona de mayor extensión, en la que lógicamente recorreremos mayores distancias. Por término medio recorro unos 8 ó 9 km en cada jornada de pesca.


Lubina-kayak2

Las lubinas



Y vamos ya con las lubinas, con los robalos, como los llamamos en la costa de Huelva: ¿qué técnicas sueles emplear para tentar a esta especie desde kayak? Descríbenos un poco tu mecánica de pesca.

La verdad es que al principio de la jornada me gusta pescar al curricán, explorar la zona de pesca en busca de puntos de actividad. Una vez seleccionada la zona de pesca suelo estudiar las condiciones del viento y si es posible aprovecharlas para pasar por la zona elegida con el viento a favor, paleando lo estrictamente necesario para mantener el rumbo de mi kayak y minimizar el ruido. Conforme avanza la jornada procuro darme algunos descansos alternando el curricán con el jigging.

Entrando en algunos detalles, ¿cómo son las muestras que empleas para pescar lubinas desde kayak?; ¿hay diferencias con las que sueles utilizar desde embarcación?; ¿tienes algún señuelo favorito para pescar el robalo desde kayak?

Para esta especie utilizo con frecuencia señuelos de modelos idénticos o muy parecidos a los que he utilizado habitualmente pescando desde embarcación de motor aunque ligeramente más pequeños. Me gusta mucho la gama shallow shad-rap en siete y nueve centímetros, especialmente los colores B, S y BP. También me dan muy buenos resultados los cristal minnows de Yo-zuri.

Y, cuando pescas a curricán ¿a qué distancia media haces navegar los señuelos? ¿Pescas con una o con varias cañas?

Actualmente pesco con dos cañas. Para la pesca de la lubina, y siendo este un pez tan desconfiado, procuro largar las muestras unos 70 metros de hilo la más larga y 50 metros la más corta, si bien es cierto que en condiciones de mar movida y oleaje es posible ver a la lubina atacar los señuelos al lado del kayak, como quien dice, aunque no sea lo usual. Esta distancia de los señuelos cumple una doble función, por un lado evita los desagradables enredos durante los giros y por otro lado permite que los engaños que profundizan más trabajen de forma adecuada.

En cuanto a los peces, ¿cuál es el tamaño medio de las lubinas que has estado cobrando en estos últimos meses?; ¿es muy diferente la pelea con un pez desde una piragua y desde una lancha?

En los últimos meses el tamaño medio de la mayoría de las lubinas ha rondado los dos kilos de peso aunque he pescado ejemplares más pequeños y algunos que superaban los cuatro o cinco kilos. Mucha gente me pregunta si las lubinas arrastran el kayak. Si bien es cierto que con esta especie, al sacar hilo del carrete, esto no se produce, con ejemplares de gran tamaño notas como al cobrar el hilo su peso ayuda a girar el kayak en la dirección de la pieza. Esto se aprecia especialmente en kayaks ligeros, menores de cuatro metros. En mi opinión las mayores diferencias en cuanto a la pelea están en las sensaciones. Me encanta la proximidad con el pez y el contacto con el agua. Además la ausencia del ruido del motor amplifica el sonido del carrete largando hilo en la picada de tal forma que en ocasiones me parece que es el único sonido que existe en el mundo.

Y en lo que se refiere a las mejores horas, ¿destacarías algún momento del día o alguna circunstancia meteorológicas que hayas comprobado que coincide con un mayor pico de actividad de las lubinas?

En general, el amanecer y el atardecer son momentos idóneos para la búsqueda de las lubinas. En el caso particular del atlántico andaluz, los días de noroeste flojo o moderado suelen ser buenos en cuanto a capturas se refiere.


Lubina-kayak3


Hablando de aspectos clave, ¿a qué profundidades y en qué tipo de fondos has obtenido mejores resultados?

Suelo utilizar señuelos que trabajan desde la misma superficie hasta los cuatro o cinco metros de profundidad, aunque los mejores resultados los he obtenido, fundamentalmente, en fondos rocosos con engaños que bajan muy cerca de fondo, a apenas dos metros de las rocas y la arena.

Y, además de lubinas, Manuel, ¿qué otros peces sueles tocar pescando con señuelos?

Suelo pescar bastantes bailas, también palometas, peces ballesta, jureles y caballas.

Antes de terminar la entrevista, querría preguntarte ¿cuáles son tus retos futuros en la pesca desde kayak?: ¿te gustaría acercarte a alguna especie en particular?; ¿tienes alguna espina clavada que te gustaría sacar?

Espero disfrutar durante mucho tiempo de esta modalidad deportiva y me encantaría experimentar la pesca de otras especies en distintas aguas de nuestro litoral. Tengo una gran ilusión por enfrentarme a especies de mayor porte como pargos y corvinas, aunque lo que de verdad añoro, por su disfrute y valor deportivo, son esas jornadas de pesca de anjovas, algo que por desgracia no estamos acostumbrados a ver ya en el litoral onubense.

A ver si cambian las tornas y alguna primavera o algún verano las volvemos a ver saltar detrás de los boquerones y de las sardinilla. Mientras tanto, mucha suerte con esas lubinas, Manuel, y buena mar a todos.

Fuente

Federpesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies