Chubasquero de pesca, cómo elegirlo

¡La pesca con lluvia es una maravilla!

Truchas

(Siempre que tu chubasquero de pesca “cumpla”)

Si planeas salir de pesca y al consultar la previsión del tiempo te informan de que llega una borrasca de órdago, llévate un buen chubasquero de pesca, o mejor, una buena chaqueta de agua, porque de lo contrario tu jornada de pesca puede ser muy corta.

El mito de que cuando llueve las truchas salen a pares, tampoco es así, está claro que los peces se activan más, pero de ahí a que salgan atados como longanizas media un abismo. Pero no vamos a hablar de la mayor o menor actividad de los peces, vamos a hablar de las chaquetas de agua y lo que tenemos que tener presente a la hora de adquirir una de estas prendas.

Reconozco que soy un incondicional de no salir a pescar con mal tiempo. Los amigos me suelen preguntar por qué la lluvia me incordia tanto, al margen de la incomodidad que lleva consigo tener en un estado optimo de flotación las moscas que en ese momento estamos utilizando bajo la pertinaz lluvia, la sensación térmica tampoco ayuda mucho. Sin embargo no nos vamos a quedar en casa porque llueva, así que el truco está en llevar una buena prenda de agua, no hay más secretos.

Impermeabilidad y transpirabilidad

Son los dos parámetros más importante a la hora de comprar una de estas prendas. En la actualidad disponemos en el mercado de un amplio surtido, no sólo especificas para la pesca, sino para otras actividades relacionadas con la naturaleza como es el caso de los deportes de montaña, esquí o la espeleología entre otros.

Si es cierto que conviene que adquiramos una prenda especifica para la pesca, entre otras cuestiones porque están diseñadas para facilitar nuestra actividad. Por nombrar algunos de estos accésit que siempre nos hacen más fácil una jornada de pesca bajo la lluvia, podríamos hablar de los bolsillos para alojar un par de cajas de moscas, incluso algunas chaquetas han pensado en un lugar preferente a la hora de colocar unos mosquetones para los extensibles o una anilla para la sacadera, y qué decir de la disposición de los bolsos interiores y exteriores.

Y es que los mosqueros tenemos fama de caprichosos, casi siempre le estamos “sacando punta a todo”, y aunque muchas veces miramos más al diseño o al color de la prenda, lo que deberíamos tener muy claro son las dos cuestiones principales de una buena chaqueta de agua: impermeabilidad y transpirabilidad.

Impermeabilidad (o cómo evitar la entrada de agua)

La impermeabilidad es básicamente el aguante que ofrece un tejido a la entrada del agua. Dicho esto, los rangos óptimos de los dos valores de referencia de este tipo de prenda rondan en cuanto a la impermeabilidad los 10.000-20.000 mm, aunque nos podemos encontrar con valores por debajo de los 10.000, es decir, entre los 2.000-5.000 mm, todo es una cuestión de “bolsillo”.

Tal vez las chaquetas a partir de los 10.000 mm marquen las diferencias, y esas diferencias se resumen entre salir seco o mojado del río. También hay que tener en cuenta si las costuras y los bolsillos están termo sellados, porque de nada sirve tener una impermeabilidad de las mejores si estos detalles no se cuidan, aunque de un tiempo a esta parte los fabricantes vigilan y mucho el acabado final de sus productos.

Resumiendo, si puedes permitirlo, un chubasquero de pesca a partir de los 10.000-15.000 mm te va a aguantar un buen meneo de agua, ojo, no todo un día bajo el diluvio, otra cuestión es que a medida que la prenda vaya cumpliendo años ésta pierda prestaciones

Los valores entre los 4.000-6.000 suelen ser prendas de un precio asequible, sin mayores pretensiones que aguantar durante dos o tres horas con intervalos de lluvia (que ya es llover) sin mojarnos por dentro, esta prenda vale para aquellos que aborrecen la lluvia y a las primera de cambio desaparecen del río, o directamente si están lloviendo no van a pescar, aunque no lo creáis los hay. Pero si de verdad buscamos un chubasquero de pesca para no morirnos bajo la lluvia, el valor de la impermeabilidad tiene que llegar a los 20.000 mm, pero eso sí, vete preparando la cartera.


Transpirabilidad (desalojando humedad del interior)

Otro valor a tener presente es la transpirabilidad, es la misma situación comentada con la impermeabilidad, cuanto mayor es, mejor es la chaqueta. Anque con esta cuestión también depende de a quién se lo preguntamos y cómo le ha ido el asunto. La transpirabilidad es la capacidad que tiene un tejido para desalojar la humedad del interior de la chaqueta, es decir, cuando la humedad llega a alcanzar por decirlo de alguna manera la cara interna de la prenda, ésta debería traspasar el tejido y evaporarse una vez fuera. Hay estudios que estiman que el cuerpo humano en estado de reposo produce unos 0.77 litros aprox. de agua al día (unos 2.500 gr/m2 24 horas), con este dato que además es el que utilizan los fabricantes para detallar el rango de transpirabilidad, nos podemos hacer una idea más exacta de este parámetro.

Tengo la experiencia con la misma prenda utilizada por dos personas distintas, y mientras a una le ha ido de cine, a la otra le ha ido de “cráneo”, es decir, no todos sudamos lo mismo, por lo tanto este valor está condicionado a la morfología de cada uno de nosotros. Las chaquetas de agua que rondan los parámetros de la transpirabilidad entre los 3.000 hasta a los 8.000 gr/m2 24 horas se pueden considerar como una prenda aceptable, aunque por supuesto también las hay con valores cercanos a los 25.000 gr/m2 24 horas, sinceramente me parece tirar el dinero, estamos pescando, no bajo condiciones extremas como sucede con las prendas diseñadas para los deportes de montaña.

Por último, quería comentar que el reto de un buen chubasquero de pesca está en conseguir que ambos valores estén compensados, ya que muchas veces una prenda con parámetros elevados en la impermeabilidad y valores bajos en la transpirabilidad, da como resultado una prenda en la que nos coceríamos literalmente.

Una buena ecuación de ambos parámetros llevados a nuestra actividad, rondaría los 15.000 mm en cuanto a la impermeabilidad, y los 10.000 gr/m2 24 horas en la transpirabilidad de la prenda, pero claro, es una opinión personal.

Fuente

Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies