Noviembre: Powerfishing en estado puro

2

Texto y fotos: Alberto Sánchez Serrano.

Sin duda uno de mis meses favoritos para la pesca de depredadores y, en especial, de grandes basses. Es una época en la que los amantes del powerfishing tenemos la oportunidad de desplegar todas las técnicas de esta disciplina con grandes probabilidades de éxito.

Noviembre es un mes en el que las temperaturas, por lo general, comienzan a bajar varios grados de manera progresiva y aunque es una época de inestabilidad atmosférica, quizás sea la época del año en la que dicha variabilidad afecta menos al bass en cuanto a su actividad se refiere, provocando en él tan sólo lo cambios en su localización, realizando desplazamientos y migraciones en grandes grupos a lo largo de las masas de agua.

Persiguiendo peces-pasto
En esta fecha se produce uno de los fenómenos biológicos más interesantes y espectaculares que podemos observar hoy en día en nuestros embalses. Ya quedan lejos los días en los que iba de pequeño con mi padre, a ver las grandes migraciones de bogas en el mes de marzo remontando ríos y arroyos. Me refiero a la formación de los inmensos bancos de alburnos, que como auténticas bolas gigantes de biomasa, se desplazan por las aguas buscando alimento y posteriormente un sitio para invernar que no hibernar. Esto produce que los lucios, basses y barbos cambien por completo su comportamiento, haciendo que abandonen sus cazaderos habituales para seguir a estos dispensadores móviles de proteínas. Este fenómeno hace que podamos ver escenas más propias del mar que de agua dulce. En ocasiones he podido contemplar como en medio del embalse las gaviotas se lanzaban al agua a modo de camicaces sobre un gran banco de alburnos, que ávidos por escapar de la amenaza que les suponían los basses, lucios y barbos que los atacaban por abajo, rompían la superficie quedando de este modo expuestos a ellas. En ese momento si andamos rápidos y conseguimos colocarnos a distancia de lance disfrutaremos de este frenesí de la naturaleza con múltiples capturas en muy pocos minutos.

Pescando averíos como en el mar
Recuerdo una ocasión el otoño pasado en la que pescando con mi compañero, vimos en medio del embalse cómo las gaviotas se arremolinaban y se tiraban al agua una y otra vez sobre el mismo punto. Pensando que se podía tratar de este fenómeno, nos dirigimos hacia allí a toda velocidad quedándonos a una distancia prudencial para, con ayuda del motor eléctrico, conseguir aproximarnos.

Viendo una gran mancha que rizaba la superficie del agua y que estallaba cada poco por los ataques en superficie, lanzamos nuestros paseantes obteniendo inmediatamente sendas picadas de dos preciosos basses

Volvimos a lanzarlos consiguiendo mi compañero otro picadón en superficie de otro gran bass, teniendo yo en cambio que evitar el ataque de las gaviotas que se lanzaban como locas a por mi Gunfish. Decidí entonces pescar el gigantesco banco de alburnos por abajo, colocando un crankbait de profundidad, concretamente un Norman Lures Silent de gran babero en color jelly bean. A mitad de la recogida del primer lance un parón seco, casi me quita la caña de las manos, comenzando una lucha que duraría varios minutos, carreras hacia un lado y otro sin cabezazos y con especial tendencia a irse hacia las profundidades me hizo pensar que se trataba de un gran barbo, cosa que pudimos corroborar al subirlo finalmente al barco: se trataba de un espectacular comizo de más de cuatro kilos de peso. Seguimos al banco de alburnos, lanzando sobre él aproximadamente unos veinte minutos hasta que estos decidieron hundirse perdiéndolos definitivamente. Conseguimos en total un balance de una docena de basses, cinco o seis barbos y dos lucios todos ellos de buen tamaño. Sin duda eran los grandes depredadores los que se habían adaptado a este nuevo fenómeno y nosotros pudimos disfrutar de ello.

Crankbaits y spinners
Entrando en materia sobre las técnicas más adecuadas para la pesca en noviembre, destacaría dos fundamentalmente: la pesca con crankbaits y con spinners. Éstas son sin duda, unas de la más productivas en cuanto a la búsqueda de grandes ejemplares se refiere. En esta época cambiaremos nuevamente “el chip” y no trataremos de batir agua haciendo paralelos en las orillas, intentando buscar la profundidad ideal para el crank o la spinner que hayamos montado como en otras épocas del año. Esta vez, nos decantaremos por los grandes paletones y las spinners de 1/2 onzas, aquellos señuelos que alcancen con facilidad grandes profundidades, tratando de buscar con ellos los bancos de basses de buen tamaño, que se forman en zonas centrales de reculas de profundidad media, puntas que entran suavemente en la parte central del cauce, las desembocaduras de ríos o arroyos dónde se forma grandes bancos de peces pasto y las proximidades a estructuras como ruinas o islas sumergidas.

9

Hot Spots: Islas sumergidas
Estas últimas requieren un comentario aparte. En este tipo de estructuras deberemos tener en cuenta que, según el momento del día, los basses podrán posicionarse de dos maneras: una, suspendidos a dos o tres metros sobre ellas en actitud de caza, momento que suele coincidir con la parte central del día y las temperaturas algo más elevadas, siendo cuando nuestros crankbaits serán más efectivos, y dos, pegados a la estructura con lo que tras pasar varias veces nuestro señuelo por encima de la misma, conseguiremos una o ninguna picada. Es en ese momento cuando sabremos que los peces están pegados al fondo, lo que hará que no lo ataquen con tanta facilidad. Es sólo entonces cuando me decanto por usar grandes vinilos vibratorios siendo mis favoritos el Superspeed Craw de Zoom, en color blaksaphire o el Yamamoto Craw de 5” en color black blue y el Vindex Craw, de Molix en color blue note, montados al Texas con una perlita de cristal y tungstenos de media onza. Es tiempo de no escatimar en tamaño, vibración y ruido, en esta época los basses se encuentran activos y deberemos aprovechar para buscar los más gordos.

Modelos y colores
Hablando un poco de modelos y colores cabe decir que en estos últimos me suelo decantar por los oscuros, porque por lo general los días no serán muy soleados y las aguas estarán algo tomadas por las lluvias otoñales, pero como siempre, será el propio escenario el que nos haga decantarnos por unos o por otros.

Crankbaits. En cuanto a los crankbaits entre mis titulares están modelos como el D-20 en color chartreuse shad o table rock shad, el Bomber Deep Fat Free Shad, en color Tennessee special y el infalible citrus shad, los Hotlips de Luhr Jensen, en color cangrejo (moss back craw y orange craw), los lipless LVDR D15, en color aurora green peach o T-rock o los de Strike-King de 3/4 de onza, en color red sexy shad y orange craw.

Spinnerbaits. Y en cuanto a las spinners, siempre en tándem, mis preferidas son dos, la Redemptiom de Lukycraft, en color american shad y la High Pitcher de OSP, en color blanco.

Especial mención a los finales de las reculas
Lo alburnos, a finales de otoño, suelen agruparse en grandes bancos, buscando los finales de las reculas que les aportan gran cantidad de materia orgánica para comer. No todas las reculas son igual de efectivas, teniendo que buscar las que aporten agua, no las secas. Si encontramos una con buen aporte de agua y que sea ancha y profunda, en algún momento del día los depredadores, harán acto de presencia y la pesca puede convertirse en un festín. A todos nos ha ocurrido el entrar en una de estas grandes reculas y comenzar a oir y después ver, los furibundos ataques de basses, barbos y lucios, tras los ingentes bancos de alburnos. Cualquier imitación de alburno puede funcionar, pero uno de los señuelos más efectivos serán los jerkbaits duros. Recogidos a tirones y con las importantes pausas, serán el objetivo de cualquiera de las especies. Además en estos inquietantes momentos en el que todo sucede muy deprisa, los señuelos duros requieren de menos pérdida de tiempo que los perecederos vinilos o técnicas que requieren de cambios, como el split shot o los jerkbaits blandos, por cierto igualmente efectivos.

[embedded content]

Fuente original: Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies