LUCIO DE 8 KG EN ORELLANA (BADAJOZ)

Un gran lucio, en un día con las condiciones del tiempo, no tan buenas…

10 de septiembre del 2010…. Tras un tiempo preparando la escapada al pantano de Orellana la vieja, nos disponemos a ir a pescar lucios, como hacemos todos los años por rutina mínimo, una vez al año…

Salimos a las 03:00 de la madrugada desde Plasencia (Cáceres) dirección Orellana la vieja, con el coche lleno, sin que entrase nada más… Nos disponemos a ir, Francisco, Cristian, Alex y yo.

Después de un viaje mínimo de 3 horas, llegamos a la presa, y… ¡Que sorpresa, éramos los rimeros en llegar a la presa! Normal mente suele estar lleno, pero bueno, no era una hora tan mala… eran las 06:00 de la mañana.

Pues sin perder más tiempo, nos disponemos a preparar todo el escenario de pesca.
El tiempo que digamos no era muy bueno, tenía muchas ganas de llover, estaba el cielo nublado y con niebla a primera hora de la mañana. Arría sobre unos 15 grados y el pantano estaba a un 85% de agua.

Fuimos a pescar con tenca viva, pero el sistema de pesca que íbamos a usar, es con un plomo corredizo junto con flotadores para elevar las tencas del suelo y evitar que los cangrejos te estropeen el cebo… Y con un trianzuelo de asari bien afilado.
El hilo usado, fue un trenzado de marca Rapala, para así evitar que el lucio arrastre el hilo o lo rompa con los dientes en la lucha.

Después de empezar a pescar sobre las 06:45, no tuvimos ninguna picada en toda la mañana… La verdad, que nos aburrimos mucho, las tencas salían perfectas, los cangrejos ese día no tenían hambre tampoco…

Total, ya llegando sobre las 15:00 de la tarde, ya era hora de que nosotros, comiésemos… Y como suele pasar siempre en estos días, cuando te pones a comer, es cuando empieza la actividad… Parece que se lo huelen!

Todos estábamos ya con el bocata en la mano y sentados al fondo mirando las cañas…. Cuando la de mi primo Cristian, empieza a dar leves toques y a chupar hilo de vez en cuando. Pero muy tímidamente…

Pues nada, pensábamos que era un lapicero juguetón. Cristian se acercó a la caña, y dio un leve tirón con la caña y… Sorpresa! Empezó a tirar como un descosido lo que fuese, y ya vimos que eso, no tenía mucha pinta de ser un lapicero… Y ahí os mostramos lo que pasó después!
Fue la única captura que cogimos ese día.

¡Espero que os guste el video, un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies