La historia del siluro

Para empezar debemos saber que la familia de los Siluridae de la orden de los Siluriformes es muy amplia comprende al pez gato y otros muchos peces que en ocasiones podemos confundir con el gran Siluro (Siluro Glanis).
El Siluro (Siluro Glanis) es un pez originario de la Bahía del Volga (Rusia). Fue introducido en España en la década de los Setenta en la cuenca del Río Ebro, concretamente en los embalses de Ribarroja y Mequinenza.

¿Dónde Habita el Siluro y de qué se alimenta?
Se trata de un pez bentónico, sedentario y prefiere las aguas calmadas, profundas y turbias de los tramos bajos de los ríos o las de grandes lagos y embalses. El siluro presenta una alimentación oportunista, es un predador voraz y agresivo que al largo del crecimiento modifica su régimen alimentario. En la fase postlarval la dieta es plantófaga, en la fase juvenil se centra en invertebrados y en la adulta sobretodo en peces y cangrejos, aunque se puede alimentar de ranas, roedores y aves acuáticas de forma ocasional. Manifiesta actividad crepuscular y sobretodo nocturna, subiendo a la superficie para cazar. En invierno, se retira a zonas profundas y escondidas, donde inverna. La reproducción es entre mayo y junio, aunque con clima favorable puede prolongarse hasta septiembre. El macho cava el nido en las zonas ribereñas de mucha vegetación y abundante lodo y presenta cierta cura parental, que asegura una oxigenación eficiente con el movimento de la cola. Las hembras ponen unos 30000 huevos por cada kilo de peso. La maduración sexual se da entre 3-4 años, en las hembras más tarde que en los machos. Pueden vivir más de 15 años.
Son relativamente gregarios, pueden formar pequeños grupos, sobretodo en fases juveniles.

¿Cómo son los Siluros?

Es un pez que puede alcanzar grandes dimensiones en condiciones favorables, ya que se trata del pez de mayor tamaño de las aguas de Europa. Para hacernos una idea de su tamaño sólo hay que ver los resultados obtenidos de diferentes estudios: suele alcanzar los 2,5 m de longitud total y más de 200 Kg. de peso (máx. 5 m. y 306 Kg., en Dniper (Rusia, Bielorrusia y Ucrania)).

siluro

Tiene el cuerpo alargado y comprimido lateralmente en la parte posterior, sin escamas y recubierto de abundante mucosidad viscosa. Una cabeza grande, ancha y aplanada con seis barbillones bucales, 2 largos y móviles en la mandíbula superior y 4 más pequeños en la inferior. Los superiores actúan como órgano químico-sensorial sensible a los estímulos olfativos, gustativos y táctiles. Presenta ojos diminutos, línea lateral completa pero no visible, aleta dorsal con tres o cuatro radios y anal con 85 a 95. El radio delantero de la aleta pectoral es aserrado en la punta y en el borde trasero. La coloración en su dorso es azul negruzco, pardo o verdoso; los flancos son más claros, con jaspeado oscuro y el vientre, blanco con reflejos rojizos. Los ejemplares albinos no son infrecuentes. Los machos más largos que las hembras.

¿Cómo ha llegado el Siluro a nuestras aguas?

El biólogo alemán Roland Lorkowsky, especializado en ecosistemas y peces de agua dulce, declaró que en el año 1974 introdujo 32 alevines de Silurus glanis procedentes del río Danubio en el río Segre en el Ebro. Su intención era repoblar la zona del embalse de Ribaroja para remediar la perdida de peces depredadores y un aumento vertiginoso de la población de carpas.

Impacto del Siluro en nuestras aguas:

Los estudios realizados sobre este pez no son muy abundantes y tampoco concluyentes. Debido a sus características morfológicas de forma alargada, boca enorme y grandes dimensiones, y a sus hábitos depredadores podría ser un serio peligro para las poblaciones de peces autóctonos y otros vertebrados (anfibios y mamíferos, como roedores, polluelos de aves acuáticas,…), que pueden ver afectada su abundancia y supervivencia. Por otra parte el siluro es un pez muy sedentario, es decir, no está en constante actividad por lo tanto tampoco podemos considerarlo como una gran amenaza para las especies autóctonas que habitan nuestras aguas; si a esto añadimos que en aguas dedicadas a la pesca deportiva se le alimenta abundantemente con pellets y otro tipo de piensos, la verdad es que puede ser inofensivo en este sentido. Uno de los peligros a los que se enfrenta este pez es que está perdiendo, en este tipo de aguas, su instinto depredador y mientras dura la temporada de pesca se alimenta casi exclusivamente de pellets, pero en invierno no tiene este alimento y su torpeza para cazar es tal que no consigue alimento. Por este motivo individuos de gran tamaño pueden llegar a morir en la temporada baja.

¿Por qué fue introducido el Siluro?

Debido a que su carne es blanca, bastante grasa y casi desprovista de espinas, es de importancia comercial en el este de Europa. Es producido en varias piscifactorías y los huevos se pueden utilizar como caviar. El siluro presenta un importante interés económico en la pesca deportiva.

¿Cómo controlar la población de individuos de esta especie?

Como la erradicación total de la especie no es posible, se tienen que proponer medidas de control como favorecer la pesca deportiva sin límite de talla, ni época, ni evidentemente retorno. Además se tiene que favorecer un mercado rentable, donde los pescadores se puedan interesar y pescar más activamente, para controlar el crecimiento de la población

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies