Black bass de paseo

1-abre-a-doble

Texto y fotos: Vicente Gargallo.

Otra condición que nos encontramos en embalses con mucha presión de pesca y a estas alturas de la temporada, es ver grandes bancos de black bass deambular por las orillas, pues es una situación un tanto especial que nos puede librar de alguna situación de pesca en la que no encontremos a los peces en ninguna parte.

Cuando nos encontremos con esta situación, no significa que vayamos a lanzarle lo primero que llevemos montado y nos vayan a tomar el engaño sin pensarlo, estas agrupaciones de basses que se pasean juntos por la superficie no están en aptitud de caza, siempre podemos engañar alguno que no se haya dado cuenta de nuestra presencia, o que tengamos nuestro señuelo a bastante distancia y les de tiempo a disputárselo entre ellos y alguno acabe embocando.

Cuando nos pase este fenómeno podemos trazar unas cuantas estrategias para sacarle el máximo partido a la situación. Lo primero será observar y analizar sus movimientos, lo más importante es no ser detectados, así que un punto a tener en cuenta será nuestro vestuario, lo más ideal será vestir con prendas claritas que nos ayuden a mimetizarnos con el entorno, como por ejemplo llevar ropas verdes o marrones claras y intentar evitar prendas muy llamativas, ya que si estamos apostados en la orilla y los basses están de paseo por la superficie, seremos como un semáforo en rojo en plena noche para ellos, nos detectarán antes ellos a nosotros que a la inversa.

Luego una vez ya sepamos hacia que dirección nadan los bancos de basses, lo mejor será localizar las  puntas y pequeñas reculas, donde ellos rueden cerca de la orilla pero en dirección hacia la parte más profunda. Serán estas nuestras zonas de pesca.

Esto es algo más parecido a cazar que a pescar, es como las esperas de los cazadores a sus presa, pero en esta situación será el bass el cazado/pescado por nosotros, en una buena mañana o tarde pueden pasarnos varios bancos de peces en pocos espacio de tiempo, saber las horas y los lugares es algo costoso pero que merece la pena practicar hasta dominar la situación, personal mente e tenido días de ver muchos basses y pocas capturas pero a modo que trascurría en día daba con la clave y estos días y los posteriores convertirse en días de “pescatas” a pie de embalse, sin apenas movernos más de un kilómetro de orilla.

2

Finesse: la posible solución
En esta situación son muchas las técnicas que podemos utilizar pero las reinas serán la pesca finesse y el light-power. Empezaremos por las finesse, la pesca con pequeñas imitaciones de peces montadas con el montaje banjo, serán un muy arma a tener en cuenta. Deberemos hacer lances largos y ir jugando con los movimientos hasta dar con el más adecuado que despierte el instinto cazador oportunista del bass. Si vemos que nos falta un poco de peso para aumentar el lance o que nos salte tan rápido fuera del agua el engaño, podemos pellizcar un pequeño plomo de perdigón en la parte delantera del vinilo o en mitad de la tija, si deseamos que al pararlo caiga como un stickbait bamboleándose de lado a lado.

El split shot nunca falla
Otro montaje estrella es el split shot, aquí podemos ponerle todas las criaturas o imitaciones de peces o lombrices que deseemos. Recordar que las imitaciones de cangrejitos serán mejor para moverlas por el fondo. Mi favorita son las lombrices de 4 pulgadas, con movimiento de cola en tonalidades claras. Se puede recoger como un crankbait a medias aguas pero muy despacio o con leves dientes de sierra. Ambas presentaciones convencerán a más de un bass de estas agrupaciones de basses.

[embedded content]

Fuente original: Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies