Basses en la oscuridad


Basses en la oscuridad

¡¡¡Todo es posible!!!

La pesca del bass normalmente la asociamos a cuando tenemos luz y podemos ver donde pescamos. Vamos a tratar de romper varios mitos sobre la pesca del Bass cuando el sol deja de brillar y la oscuridad se apodera del entorno. En este momento los basses también se alimentan, pero debemos de cambiar las técnicas y señuelos para poder tener más probabilidades de éxito. Si queremos pescar basses en la oscuridad, el único problema es que saldremos mucho antes de casa y seguramente no regresemos para cenar.

Quiero hacer alusión a las legislaciones vigentes de cada Comunidad Autónoma o de otros países, ya que son de lo más dispares. En algunas permiten pescar de noche y en otras no. Lo que si voy a decir es que una hora antes de que salga el sol y una después de que se ponga, en principio, está permitida la pesca en todos los lugares, así que hay muchas cosas que veremos aquí que las podremos extender a esas dos horas de pesca. Pido que se respete la legislación vigente del lugar para no dar pie a posibles malentendidos y posteriores sanciones. En este artículo me limitaré a dar consejos sobre cómo hay que pescar cuando la luz no sea un elemento influyente en la pesca y sobre muchas experiencias mías y de otros compañeros, pescando en muchos lugares tanto de España como fuera de ella.

Comportamiento del bass: Los sentidos


El bass dependiendo de las condiciones de luminosidad reinantes reaccionará de diferente manera y se adaptará para poder cazar mejor como buen depredador que es.

Cuando la luz empiece a ser más tenue, el bass empezará a perder visión, pero dispone de más recursos para poder depredar sin necesidad de usar este sentido. Es la línea lateral y el oído los que sustituirán a la visión en momentos de poca luminosidad. Es muy importante que sepamos todo esto de cara a elegir nuestras técnicas y señuelos, ya que de eso dependerá nuestro posterior éxito. El bass mantiene su actividad también de noche, sobre todo cuando dispongamos de algo de luminosidad, aunque sea muy pequeña. Esto ayudará a nuestros basses a estar más activos, ya que les será más fácil alimentarse.

Por ejemplo, las noches de gran luna son momentos muy buenos, puesto que los basses guardarán mucha actividad nocturna y a nosotros nos será más cómodo pescar, al tener algo de visión para poder calcular los lances y el control de la línea. También las posibles iluminaciones que estén dispuestos hacia el agua podrán ser de gran ayuda para localizar basses activos.

Técnicas y señuelos

Debemos de adaptar nuestras técnicas y señuelos al sentido que esté utilizando en ese momento el bass. Como hemos hablado en su comportamiento, utilizará su línea lateral, sentido que percibirá todo tipo de vibraciones dentro del agua y que relacionará con alimento. Así que una parte ya la tenemos clara, debemos de usar señuelos que produzcan vibraciones. Haré una tabla que irá de mayor a menor efectividad:

Señuelos. Son imprescindibles. No todos los señuelos de superficie serán igual de efectivos. Debemos de activar sus sentidos causando gran alboroto, para que el bass los pueda detectar más fácilmente, para esta causa no hay mejor señuelo que los wobbler y los “hélices”. Son los artificiales de superficie que mas escándalo producen. Debemos de recuperarlos de una manera lenta pero continua, de esta manera fallaremos menos picadas, ya que con total oscuridad los basses atacarán el señuelo pero fallarán muchas picadas. No deberemos ponernos nerviosos cuando escuchemos el taponazo, ya que seguramente repitan en los siguientes centímetros de la recuperación.

Vinilos. Los vinilos son tremendamente polivalentes y para las horas de escasa luz nos irán muy bien. Debemos de tener muy en cuenta qué tipo de vinilo usar.

Necesitamos que el bass encuentre la muestra rápidamente, así que utilizaremos vinilos de dimensiones grandes y que produzcan muchas vibraciones, sobre todo con colas móviles. La manera de pescar será muy lenta, con esto ganaremos en darle el tiempo suficiente al bass para localizar y finalmente tomar el engaño. Las picadas a veces suelen ser muy sutiles y por contra, otras serán muy violentas. Bajo mi propia experiencia el bass tiene un comportamiento muy difícil de predecir cuando es de noche.

Crankbaits y spinnerbaits. Los crankbaits muy sonoros, al igual que los lipples de sonajero, son señuelos que emiten muchas vibraciones y un sonido brutal. Esto hará que el bass los pueda detectar desde lejos y de esta manera logremos algunos ejemplares. La spinner también es un señuelo que emite gran cantidad de vibraciones y hay que tenerlo en cuenta cuando no tengamos localizados a los basses y debamos pescar al agua. El patrón principal será pescar muy lento.

Colores


Aquí sí hay un gran dilema, pero por nuestra experiencia hemos podido comprobar una serie de combinaciones ganadoras. Los colores fluorescentes, como el amarillo, se tornan como un muy buen color para cuando la noche está cayendo, pero aún disponemos de algo de luminosidad, aunque sea muy tenue. Cuando la noche es cerrada el negro o colores muy oscuros para vinilos son los mejores colores ya que son los que más contraste harán en el agua y serán más fáciles de identificar por nuestros basses.

Precauciones y astucias

Haremos un punto a parte sobre las precauciones que deberemos de tomar cuando no veamos nada. Importante disponer de una linterna y mejor todavía un frontal, ya que seguramente nos desplacemos por terreno agreste y podemos resbalar o tropezarnos con cualquier objeto y hacernos daño. También para hacer nudos y cambiar de señuelos, ya que si no ves nada, es difícil predecir si has realizado bien el montaje o no, y poder alumbrar de vez en cuando a la zona de pesca para saber dónde estás pescando exactamente. Siempre ir acompañado de otro pescador, no sólo para compartir los momentos, sino también por seguridad, por si nos pasa cualquier cosa. De sobra sabéis que en muchos pantanos cuando es de día no hay ni un alma, pues imaginaos cuando se ha hecho de noche. Atención también a los cientos de ruidos que escuchareis, sino estáis acostumbrados al monte de noche, no os asustéis de los animales, haced como si formarais parte del entorno y no tendréis ningún tipo de problemas, ya que no estamos en el Amazonas y pocas cosas hay peligrosas en nuestras zonas de pesca habituales. En el apartado de astucias diré que es muy importante no hacer ruido y no encender luces hacia el agua ya que el bass lo detectará y seguramente pase a modo alerta y perdamos una posible captura. Armaos de paciencia ya que en cualquier momento tendréis la sorpresa de una picada, este tipo de pesca la comparo con el invierno, y no precisamente por el nivel de capturas, sino por lo dura que es.



Fuente

Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies