Percas en pequeñas masas de agua

Texto y fotos: Alba Cantera López.

Cuando hablamos de la pesca de la perca europea en España, siempre suele referirse a embalses grandes. Pero nosotros no solo podemos encontrar esta especie en este tipo de embalses, si no como muchas otras especies también en los de tamaño pequeño o en balsas. El tamaño de la masa de agua donde se encuentra la perca europea sí importa, ya que influye muchísimo en su manera de pescarla.

En las balsas es más fácil localizarlas, ya que el espacio donde se encuentran es más reducido. Pero hay ciertos lugares en este tipo de masas de agua donde son más propensas a estar. A continuación nombraré los más señalados:

Dique. En el lugar donde se encuentre el dique de la balsa. Las balsas no tienen una presa en sí, pero siempre hay una zona donde se ha tenido que hacer un dique artificial para retener el agua. Esa zona además de disponer de estructuras artificiales, que es el lugar donde estos peces tienen predilección por estar, también es una zona con mayor profundidad.

“Hoyo” o lugar más profundo. Esta zona es la mejor tanto para otoño como para invierno. Si encontramos este lugar, seguramente encontremos el grueso de la población, ya que estos peces son muy gregarios.

Entrada de agua. Normalmente suelen ser entradas de acequias o riachuelos. Aquí podemos encontrar bastantes capturas, pero no suelen ser grandes. Si vamos a por un pez de tamaño grande, este no será el sitio más propicio para encontrarlo.

Lugares poco profundos. Evitar los lugares de muy poca profundidad, excepto en las primeras y últimas horas del día y en las estaciones de primavera y verano. Ya que en estos meses más calurosos, se pueden pescar grandes ejemplares con señuelos de superficie en estas zonas.

Alimentación
La perca europea, sea en embalses grandes o pequeños, es propensa a devorar a sus propios alevines. Pero en los pequeños esta forma de alimentación está limitada por el tamaño de la masa de agua, ya que no suelen tener alevines en suficiente cantidad. Así que normalmente recurren, como fuente de alimentación, a los cangrejos e insectos.

Es fácil verlas comer insectos cuando hay eclosiones. Por eso las percas europeas en balsas están empezando a ser el “vicio” de los pescadores de mosca. El ataque de esta especie es bastante característico, ya que si disponemos nuestro señuelo de una manera sutil, normalmente no atacará.

Pero si ese mismo señuelo lo recogemos rápidamente, la perca europea si atacará. Se puede decir, que la perca europea es una especie que funciona en “acción-reacción”

Mejores señuelos
A continuación haré una lista con los mejores señuelos para pescar durante en todo el año en estas pequeñas balsas:

Pikies. Siempre dan grandes resultados. Los mejores colores para pescarlos son rojos, naranjas y verdes, ya que son los colores propios de la perca europea, que como ya he dicho, tiene un instinto caníbal que es muy importante tenerlo en cuenta. Los mejores tamaños para pikies son los de 3 y 4 pulgadas.

Cangrejos de vinilo. Al ser los cangrejos un alimento muy recurrido por ellas, también es un señuelo muy efectivo para pescarlas. Los mejores colores son azules y rojos.

Casting jigs. La perca europea está acostumbrada a rebuscar entre las piedras todo tipo de comida, en primavera sobre todo podemos verlas sacando alimento de entre ellas. Así que estos señuelos son muy efectivos y nos pueden brindar grandes jornadas.

Crankbaits. Muy utilizados para la pesca de la perca europea en general, tanto para embalses grandes como para balsas. Es un gran señuelo sobre todo para invierno. Dan grandes resultados, sobre todo el color perch y el cangrejo.

Mejores técnicas
El jig casting es una de las técnicas más productivas y polivalentes a lo largo de todo el año, ya que se puede utilizar a cualquier profundidad y cualquier velocidad de recogida, variando el tamaño, color y sobre todo el peso de los jigs. Utilizando sobre todo pesos de entre 5 y 12 gramos aproximadamente, con equipos de spinning ligero.

La técnica es sencilla, consiste en lanzar el jig, dejarlo descender a la profundidad deseada y comenzar a recogerlo como si de un jerkbait se tratase. En momentos de mayor actividad es una de las técnicas más fructíferas.

Dentro de todas las técnicas posibles destaca sobre todo la pesca a drop shot y los montajes con jig heads. Es quizás la técnica más sencilla para empezar a pescar esta especie, además de muy efectiva.

Pesca en superficie
En zonas de poca profundidad es una de las mejores técnicas, ya que la mayoría de las balsas tienen gran cantidad de cobertura y algas. Haciendo prácticamente impracticable la pesca con otras técnicas. Esta técnica sólo nos va a dar resultado en los meses de mucho calor, cuando las percas europeas suben a la superficie a comer.

Grandes ejemplares
En este tipo de masas de agua, las balsas o embalses muy pequeños, hay menos cantidad de peces grandes, ya que la supervivencia de estos es más difícil. Pero también es verdad que los peces grandes, aunque en menor cantidad, son más fáciles de localizar. Así que si nos conocemos la balsa bien, es fácil coger un ejemplar de gran tamaño, aunque estos no sean abundantes. En cuanto la estación del año más propensa para coger una captura que sobresalga por su tamaño en balsas, podríamos decir que es finales de otoño e invierno, ya que las percas europeas más pequeñas, no están tan activas como en los meses más cálidos.

Fuente original: Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies