Localización de lucios


Lucios

¿Dónde están?


La localización de lucios es un factor fundamental para afrontar con éxito una jornada de pesca. Es tan importante como el uso de la técnica adecuada en cada momento de pesca y del equipo correcto para desarrollarla correctamente.

Podemos dominar muchas técnicas de pesca, disponer de una buena embarcación, incluso disfrutar de escenarios fantásticos con las condiciones meteorológicas perfectas, pero si no sabemos donde están los peces, ni como localizarlos, no lograremos nuestro objetivo, que no es otro que pescar.

En la localización de los lucios en un embalse influyen muchos factores que hacen que los lucios se sitúen en unas zonas u otras: meteorológicos, la época del año en la que nos encontremos, el alimento de los lucios (alburnos, cangrejos, barbos, bogas…), orografía del embalse, territorialidad… Destacar entre ellos el del alimento, ya que es un factor biológico fundamental que influye de manera muy notable en la localización de los lucios en cualquier tipo de embalse.Vamos a analizar detenidamente todos estos factores que influyen en la localización de los lucios, para poder localizarlos con éxito y disfrutar de bonitas jornadas de pesca.

Debemos tener presente que no es lo mismo tratar de localizar lucios en general, que tratar de localizar lucios grandes, no es igual buscar lapiceros que lucios de dos cifras y más de un metro de longitud. Para ello lo principal es pescar en los escenarios correctos en los que la  población de lucios con este tamaño sea elevada y estable, y además usar la técnica correcta.

Podemos intentar localizar lucios de gran tamaño en embalses como el de Orellana, pero tendremos poco éxito pues la población de lucios de pequeño tamaño es muy elevada y nos será mucho más fácil si nos decidimos por embalses que destacan por la presencia de auténticos leviatanes en sus aguas, como Ricobayo, Cijara, García Sola, etcétera.

Aún así no es tarea fácil y como hemos comentado antes, factores como la época del año en la que nos encontremos, las condiciones meteorológicas y la localización de la minitalla, afectarán y mucho donde estén localizados estos ejemplares. Además dentro de estos mismos embalses tendremos que decidirnos por unas zonas u otras, ya que no todas albergan lucios. Éstos estarán diseminados en los diferentes escenarios dependiendo de la época del año en la que estemos y la necesidad de alimento que presenten.

La primavera el mejor momento


Las semanas primaverales son sin duda el mejor momento para la pesca del lucio desde orilla, ya que éste se encuentra en aguas poco profundas y más accesibles al pescador. Además cuando la puesta se ha producido los lucios atacan como locos a cualquier señuelo que invada su territorio de caza, y es fácil obtener numerosas capturas en una buena zona. Los mejores escenarios vuelven a ser las reculas poco profundas con vegetación sumergida y las reculas o zonas con aporte de ríos o pequeños arroyos.

Estas zonas son muy querenciosas para los lucios cuando van a desovar. Destacar los alrededores del río Aliste y Esla, en el embalse de Ricobayo, donde se capturan bastantes ejemplares de buen tamaño en esta época del año, ya que son muy numerosos los ejemplares que ascienden por el río para desovar. Muestra de ello es la pesca eléctrica con la que se regula la población de lucios en estas zonas, aprovechando en especial este momento del año.



Fuente

Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies