Las 3 mejores técnicas para el bass en primavera


Las 3 mejores técnicas para el bass en primavera

Hay una serie de técnicas para el bass aconsejadas para estos meses del año, aunque la pesca no es una ciencia exacta por lo que cada pescador tendrá sus preferencias y es importante que no renunciemos a nuestro propio estilo de pesca, pero no por eso debemos de dejar de depurar nuestras técnicas para que nos permitan pescar en distintas situaciones y épocas. No debemos intentar utilizar todas las técnicas aconsejables para esta época, siempre es mejor utilizar aquella con la que nos encontremos cómodos y nos dé confianza.

Pesca con jerkbaits suspendidos


Esta técnica es una de las más aconsejables a inicios de temporada, cuando los black bass se sitúan en las escalones próximos a las orillas. Pescaremos con movimientos cortos de puntera de caña para hacer el movimiento típico de jerk, pero con grandes pausas entra cada ciclo de movimientos ya que los ataques se producirán casi siempre en las paradas.

Utilizaremos jerkbaits suspendidos, en colores naturales y que trabajen en profundidades de 1 a 3 metros y también jerkbaits con babero que bajan rápidamente un par de metros para situarse en la zona donde podremos tener más picadas, siempre manteniendo la consigna de hacer grandes pausa entre movimientos. Lo mismo haremos con los jerkbaits blandos, con la diferencia de que nos costará más mantenerlos a la profundidad deseada, pero una vez que lo logremos serán igual o más efectivos.

Como equipo utilizaremos cañas de casting de acción medium o medium heavy, con una longitud de 6,6 a 7 pies, carretes de recogida rápida y cargados con flurocarbono de 0,25 para lograr el mejor contacto con el señuelo.

Pesca con jigs, con el equipo adecuado

A inicio de temporada esta técnica puede ser la reina de la fiesta si sabemos utilizarla bien. Para otras técnicas el equipo no es tan importante, pero para esta sí que lo es. Utilizaremos cañas de casting de 7 a 7,4 pies y de acción heavy con microanillado para ganar en sensibilidad, de hasta 1,5 onzas. Los carretes de ratio rápido 7:1 y cargados con flurocarbono de 0,30.

Es muy importante descartar la máxima cantidad de agua no productiva, ya que los peces no se encuentran en todos los sitios y, sobre todo y lo más importante, no comen en todos los sitios. De este modo, haremos una pesca lenta pero selectiva, lanzando únicamente en aquellos puntos que cumplan las características propicias, y así conseguir el mayor número de grandes capturas

Pescaremos puntales de piedra y sus laterales, sin olvidarnos de las pequeñas puntas en el interior de grandes reculas. Pondremos especial interés en la franja de los 6 a 8 metros, con jigs de ½ onza, a los que vestiremos con un tráiler de vinilo preferentemente un cangrejo. Yo suelo utilizar cangrejos de la marca Conquistador, que tienen la ventaja de ser flotantes y cuando el jig está en reposo en el fondo ofrece un bocado más atractivo para el bass.

Hay dos formas básicas de mover el jig: una es arrastrándolo por el fondo y con pausas, y la más habitual es a saltitos por el fondo. Lo más importante durante todo el lance es mantener en todo momento el contacto del señuelo, ya que las picadas suelen ser muy sutiles, y si no estamos atentos perderemos las pocas picadas que en esta época se suceden. Eso sí, de lo que podéis estar seguros es que estáis en la mejor época para sacar grandes peces.


Las 3 mejores técnicas para el bass en primavera

Pesca con shads de vinilo, la revolución

Con la evolución que están sufriendo los embalses por la proliferación del alburrno en los últimos tiempos, se está arraigando una técnica que por su efectividad está suponiendo una revolución, y en ciertos momentos puede ser muy efectiva.

Utilizaremos pikies de 3,5 a 4,5 pulgadas con gran movilidad y en colores naturales que imiten principalmente al alburno.Montaremos cabezas plomadas con pesos de 15 a 20 gramos, anzuelos de 3/0 y 4/0, o con los Scrounger,

Yo los suelo pescar de dos formas: la primera es pescar haciendo orilla manteniendo el señuelo a la profundidad deseada a la espera de esa picada que nos anticipe lo que será una gran pelea. La segunda es localizar los bancos de peces pasto con la ayuda de una buena sonda y pescar entre ellos y por debajo con los pikies. Hay veces que golpean el señuelo y luego lo atacan, por lo que tenemos que estar muy atentos a los “toques” ya que muchas veces después se lo tragarán.

El equipo que uso para esta técnica lo compone una caña de spinning mediun heavy de 7 pies con un buen carrete de ratio lento, le monto un trenzado de 0,16mm y añado un bajo de 5 metros de flurocarbono de 0,25 mm.

Después de conocer estas técnicas para el bass, solo nos queda tratar a los peces con sumo cuidado, hacernos una foto rápida y al agua en el mismo sitio que lo hemos cogido. ¡Buena pesca!

h4>Fuente
Federpesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies