Pesca de Payaras


Pesca de payaras

Las trituradoras de señuelos

Realmente ser un señuelo para payara no resulta un destino envidiable, especialmente para un pez artificial, por no decir para un pikie. Las payaras, por lo que pude comprobar enseguida, son auténticas máquinas destructoras de señuelos, que machacan sin piedad con sus demoledoras mandíbulas cualquier cosa que caiga entre sus fauces, y tras apenas tres o cuatro picadas, lo cual podía tener lugar fácilmente en quince o veinte minutos, el pez artificial en cuestión quedaba agujereado y adornado con más de un diente de payara, en plan piercing. Así es la pesca de payaras.

Por esto es muy importante en un viaje de pesca de payara llevar peces artificiales que sean lo más resistentes posibles, de plástico macizo si puede ser, con baberos fuertes, y provistos con buenas anillas y poteras de calidad, porque una payara de gran tamaño puede abrir anillas y poteras de resistencia media sin muchos problemas, ya que a la propia potencia, velocidad y talla del pez se une el hecho de que normalmente vas a pelearte con ellas en aguas realmente rápidas, con corrientes de una fuerza tremenda, donde la payara habita y caza sin el menor problema, siendo de hecho sus ubicaciones favoritas.

Los modelos de pez artificial con los que conseguí mejores resultados para payara, y que además aguantaron bien la pelea con ellas, fueron los Salmos Whitefish SDR y Whitefish SX, en las tallas de 13 y 18 centímetros, aunque algún pescador del grupo usó también el Rapala Mágnum, un señuelo clásico en las Uraima Falls, con razonables resultados de pesca. En general hay que llevar peces artificiales que aguanten bien en la corriente, donde habitualmente se pesca la payara, sea al lanzado o al curricán, y también, como digo, que sean lo más duros posible, tanto el cuerpo como el labio del señuelo, por la potencia de los ataques de este pez y la terrible dentadura con la que va armado.

Realmente, después de una semana de pesca de payara uno se puede gastar un buen dinero en peces artificiales, ya que un considerable número de ellos quedaran literalmente destruidos, o al menos volverán de Venezuela con una razonable cantidad de recuerdos en su superficie, de los dientes de las payaras.

Por ello es importante llevar en nuestro equipaje una gran cantidad de señuelos, especialmente peces artificiales.

Las Uraima Falls no son un sitio donde uno pueda ir con una docena de peces artificiales en sus cajas de pesca.
Siguiendo con la descripción de los señuelos que empleé para el viaje, después de haber sacado ya una cantidad considerable de payaras con crankbaits, el señuelo más clásico para la pesca de esta especie, y muy efectivo en general, según pude comprobar, decidí probar también con otros tipos de artificiales, ya que uno tiene el defecto de la curiosidad, y también en mis viajes de pesca al extranjero, con otras especies, me gusta probar cosas nuevas, ya que siempre se puede aprender algo, además de divertirse y experimentar, que de eso se trata, aparte de coger peces.

En este caso había traído de España algunos pikies de vinilo, así como cucharas ondulantes, spinnerbaits y varios señuelos de superficie. Los que más probé fueron los pikies y las cucharas ondulantes, que puedo decir que funcionaron bastante bien, con el problema, en el caso de los softbaits, que si una payara ya daña rápidamente un pez artificial de plástico duro o madera, pues qué decir de un vinilo. Me llevé a Venezuela un par de bolsas de pikies, que no duraron mucho más de una hora, pero pasé un rato divertido pescando payaras con este señuelo, al igual que con las cucharas ondulantes, que aguantaron mejor los ataques de los peces, lógicamente, aunque tras un cierto número de picadas las pobres solían tener cierta tendencia a cambiar de color, ya que las payaras prácticamente les arrancaban la pintura con sus mordiscos.

De todas formas mi impresión es que la payara tampoco es particularmente selectiva con el tema de los colores en los señuelos, y les atrae cualquier cosa que sea brillante o de tonos llamativos, como el color firetiger o el cabeza roja, que fueron los que me dieron mejores resultados. También el naranja funcionó muy bien con las payaras de las Uraima Falls.

Por lo que pude comprobar, este pez ataca a casi cualquier cosa que se mueva en el agua, y es realmente una fuerza bruta de la naturaleza, que uno sospecha si no haya sido quizás traída al río Paragua por los mismos marcianos, dado su terrorífico y extraterrestre aspecto, además de la baba de la que está provista su piel plateada, y que a menudo se quedaba pegada en nuestras líneas de pesca, en los señuelos, o en mi propia mano, dándole realmente la apariencia de un pez alienígena.



Fuente

Federpesca

Un pensamiento sobre “Pesca de Payaras

  1. guillaume

    Buenos dias,
    Estoy en Francia y me gustaria ir a pescar payaras en Uraima. Creo que es el mejor sitio.
    Fui en Colombia el año pasado y me gusta mucho este pescado.
    A quien puedo llamar para hacer este viaje?
    Gracias por su ayuda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies