En busca de los mejores señuelos para la lucioperca

Los mejores señuelos para la lucioperca dependen del momento, y son…

Señuelos

En invierno. Desde mi experiencia, ésta es una de las épocas que mejores y más bonitas embestidas te puede brindar una lucioperca, cuando realmente quieren depredar ponen todo su ímpetu en ello, incluso dejándose ver en sus ataques, siendo habitual capturas con swimbaits y todo tipo de pikies poco plomados, siempre y cuando los trabajemos muy lentos y estén en el radio de acción de su capacidad de ataque, mermado por las bajas temperaturas.

Durante las riadas. Con las aguas tomadas es fundamental el tipo de señuelo, siendo dos opciones las más acertadas: Los grubs y clásicas colas para lucioperca que emiten fuertes vibraciones y son fáciles de detectar para el pez en la penumbra de las aguas. Trabajándolas siempre por el fondo, donde ellas permanecen, para tratar de despertar su instinto agresivo y territorialidad, fundamental en estas condiciones donde conviven afinadas con otros peces en la orilla. Entre los mejores señuelos para la lucioperca, también los lipless dotados de rattling que nos permitirán tocar fondo y emitir fuertes vibraciones.

En la pre-freza. Ahora, al igual que en invierno, podemos obtener capturas con todo tipo de señuelos, pero siendo los machos y ejemplares de menor tamaño los que más agresivos están, no dejando a las hembras dar la cara, debemos trabajar señuelos de considerable tamaño pero de sutil y natural movimiento. Las hembras ahora no buscan comida sino oportunidades que no dejan pasar. Volveremos a los grubs y pikies pero descartando lipless y cucharillas.

Señuelos 2

Los pequeños y característicos señuelos de pesca para esta especie, no toman protagonismo si buscamos una lucioperca de dos cifras. Los vinilos de 15 centímetros en adelante serán nuestra arma. Y siendo el “stop and go” la mejor manera de manejarlos. La de innumerables veces que habremos movido peces sin saberlo, o por el contrario, cuando tienen una actividad frenética pero solo damos con ejemplares de pequeño o mediano tamaño. En esta época las grandes primogénitas del cardúmen están ahí, aunque no den la cara, de esta manera con peces de considerable tamaño y lentas recogidas con espaciados tirones, las daremos tiempo no solo a moverse sino a hacer reaccionar sus voluminosos cuerpos cargados de huevas.

Fuente

Federpesca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies