¿Cuándo pescar siluros?

Siluro articulo

Dependiendo de la época en la que nos encontremos, la técnica de pesca a utilizar variará. Es realmente complicado establecer, de forma fija, las fechas en las que los siluros se encontrarán activos. para definir “cuándo pescar siluros” influirán la temperatura alcanzada por el agua, el invierno anterior, el nivel de actividad de las especies pasto de los siluros.

Sin embargo, puede afirmarse que si el invierno fue moderado en su temperatura, a mediados de marzo, los siluros pueden encontrarse activos. Las crecidas del Ebro, tan habituales, son otra de las circunstancias que tuvimos en cuenta a la hora de decidir la fecha de la sesión, así como las previsiones del viento, factor, este último, crucial en la pesca del siluro. En este sentido destacar que si sopla viento conocido como “bochorno”, el siluro continuará picando, pero si por el contrario sopla “cierzo”, el siluro desaparecerá de forma automática. Bajo esta última circunstancia, es absolutamente inútil insistir, por que el siluro permanecerá en el cebadero sin picar a nada.

El papel (positivo) de las crecidas en el Ebro

En definitiva, un invierno benigno y crecidas que hagan a los siluros abandonar sus zonas de invernada, son circunstancias que pueden llegar a procurar la captura de siluros rayanos a los dos metros. Todas estas circunstancias, antes detalladas, fueron observadas y valoradas por nosotros a lo largo de todo el invierno pasado. Más de medio año atentos a todas estas circunstancias concluyó por convertir al siluro en una especie de obsesión, algo que terminó por ocupar mucho tiempo de nuestro pensamiento y que nos generó un ansia enorme.

El calendario del siluro

En torno a mediados del mes de abril, amanecer y anochecer son dos momentos clave en la actividad del siluro.
En el mes de junio es cuando los ejemplares más jóvenes, se encuentran más activos, debido a su extrema voracidad y agresividad.

No obstante, es en primavera y mediados-finales de otoño cuando los ejemplares de dos metros aparecen en nuestro cebadero, debido a que son las dos épocas en las que los más grandes necesitan un mayor aporte energético. Octubre puede considerarse el mes más idóneo para tentar los más grandes. Su ya dilatado instinto de supervivencia les hace buscar una gran cantidad de alimento en orden a acumular reservas grasas que les ayuden a pasar el invierno con comodidad.

Las delatoras carpas

Es fundamental en este mes conocer los lugares que frecuentan los grandes ejemplares, horas punta de actividad, observando siempre el movimiento de los peces pasto, como las carpas, permaneciendo siempre atentos a los ruidos provocados por los ataques de los siluros tras las carpas, sobre todo por la noche, totalmente distintos de los ruidos provocados por los saltos de las carpas. En este mes, los ataques a nuestros cebos se concentrarán sobre las 19:00 horas.

Fuente:

Federpesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies